Ocúpate del reino del corazón

y lo demás te llegará por añadidura.” (Naranjo)